En 2015 arriban a las costas de Jalisco 6 náufragos ávidos de lechugas y tomates podridos. Los chanchos vienen de la isla más grande del archipiélago de Chanchonia. Ellos son quienes dan a la humanidad la primera noticia de este conjunto de islas vagabundas, y con sus líricas y danzas nos remiten a las paradisiacas costas de Pelafustania. 


Con ritmos gitanos, rancheros, norteños, costeños, urbanos, isleños, peninsulares y terroríficamente románticos; nos acercan a un mundo que existe en cada corazón y en cada rincón de toda cantina.