Eric kroll © (1994)

 

Sikoku, el hombre vestido de mujer

 

La tarde dispersa el fuego de la cima ardiente del cielo
El lagarto escribe
Rompe y escribe otra vez

(Quiero darte la mano, quiero tocarte pero mis manos están en el bosque)

A la vieja que arroja el parasol y colapsa
Al perro que huye hacia el fuego arrastrando su cadena

El lagarto, con la cola cortada, escribe
Rompe y escribe otra vez

Si te bañas en la tina, seguro resplandería de belleza
Si te comes una manzana tendré celos
Soy el cuchillo empuñado en tu mano; estaría encantado de estropear tu corazón

A las 12, yo era ya una mujer mayor que quebró a un hombre
Enviando cartas de amor cada día a chicos de mi edad
Habituados como ratas a leer el futuro

(No voy a prometer hasta que la cola crezca de nuevo y pueda tocar tu cabello. 
Cuanto más intento decir la verdad, más fuertes se vuelven mis mentiras)

Hubo un tiempo una vez en que alguien escribió mierda, en rojo, 
en mi estuche de lápices

(Me pregunto por qué las ratas no pueden caminar suavemente a la luz de la luna)

Entonces no me olvidaré del futuro, aguanto la peste de la trastienda
Mientras me pongo maquillaje y me lo quito, mientras me pongo la falda
Y me quito el brasier
Siento mi estómago despertar falsamente y sufrir malestar matutino

El lagarto escribe
Rompe y escribe otra vez

¡Tu mirada que huye hacia mi espalda cada vez que nos abrazamos!

Mi amor, yo también tengo útero ¿qué pasa?
¿Por qué razón sigues cuestionando mi nombre?

Sikoku, Sikoku

El lagarto con los labios rojos corre

Llevando una larga carta en su boca
Siguiendo al perro que desapareció en el fuego
Escalando el silencio de la vieja colapsada

El lagarto corre

Por la tarde cuando la rosa en la ventana
Está comiendo fuego con sus oscuros dientes rojos

Las manos en el bosque lo recibirán
Y será leído por la cola

(Mi amor, te diré una gran mentira por última vez)

Espérame, ¡espérame!

 

Hwang Byeong-seun nacido en Seul en 1970

Traducción de Luis E. Valadez a partir de la traducción de Chae-Pyong Song y Darcy Brandel /aquí/